vista

vista

lunes, 28 de septiembre de 2015

La Canción de Roland (11/34)

 2.- La Embajada
3.- Ganelón y Blancandrín
4.-La traición de Ganelón
5.-El sueño de Carlomagno
6.-Roldán y los Doce Pares
7.-Marsil y sus aliados
8.-Roldán y Oliveros
9.- El Combate
10.- Los últimos combates


11.- Mueren los capitanes de Roldán

La batalla iba tomando mal cariz para los cristianos. Surgió entonces de las filas sarracenas un infiel llamado Valdabrún, de noble alcurnia, rey poderoso que había armado caballero el rey Marsil. Disponía en el mar de cuatrocientas naves y no había marino que no estuviese a sus órdenes. Este Valdabrún fue quien ocupó Jerusalén con sus propias manos y el que recibió el voto del conde Ganelón y le dio la espada y mil monedas de oro.

Valdabrún montaba en el caballo Graminundo, el más rápido que el halcón. Espoleó su corcel y se dirigió sobre el duque Sansón sin darle tiempo a reponerse de la sorpresa. El sarraceno pudo así partir el escudo, romper su cota y hundirle la lanza en el cuerpo. El buen duque Sansón cayó muerto en el campo de batalla.
Entonces orgulloso de su hazaña Valdabrún gritó a los suyos:
-¡La victoria es nuestra! ¡adelante sarracenos! ¡Que no quede ningún francés con vida!

Cuando los soldados de Roldan vieron muerto al duque Sansón exclamaron compungidos y descorazonados:
-¡Dios, qué dolor perder a un valiente como era el duque Sansón!

Roldan se enteró en seguida de la muerte de su gran amigo y se sintió lleno de dolor. El dolor le inflamó coraje y picando espuelas a su caballo se lanzó en persecución del matador del duque. Roldán llevaba en alto su espada Durandarte que tanto aterrorizaba a los infieles y que era más preciosa que el oro puro. Los franceses al ver a Roldán cabalgar furioso se sintieron enardecidos y recobraron los ánimos. 

La espada de Roldán abría las filas de los sarracenos, que huían de él como si fuera un apestado. Pronto Roldán se halló frente a Valdabrún, que seguro de sí mismo le esperaba creyendo en su victoria, pero Roldán no le dio tiempo a prepararse. 
La espada Durandarte golpeó el yelmo del infiel, cuyas piedras preciosas estaban engastadas en oro. Le hendió la cabeza, la cota y el tronco y también la silla cubierta de pedrería y el espinazo del corcel. Caballo y jinete quedaron tendidos en el polvo, y la gloria de Roldán fu grande con tal hazaña entre los infieles, que comentaban aterrorizados:

-Este hombre será nuestra ruina.  ¡Qué gran golpe ha infligido a uno de los nuestros, uno de los mejores capitanes de nuestro ejército!

Y hasta el rey Marsil se afligió mucho, porque Valdabrún era hombre de confianza, y Roldán gritó a los suyos:
-Así pienso hacer con todos nuestros enemigos.

Había en el ejército de Marsil un africano llamado Malquidán, hijo del rey Malquid, llegado de África para ayudar al monarca de Zaragoza. Sus armas eran de oro batido y brillaban al sol. Montaba en su caballo Saltoperdido, jamás hubo otro que fuera más rápido en la carrera. Este africano, valiente y audaz entre todos, se adelantó y se lanzó contra uno de los paladines de Roldán, llamado Anseís. Le rompió el tejido de la loriga y le hundió en el cuerpo la lanza. El conde Anseís murió en el acto.

Todos los franceses que vieron lo ocurrido lamentaron la muerte de uno de los suyos:
-¡Dios, que lástima de barón!

Los sarracenos se alegraron de ello y prorrumpieron en grandes exclamaciones de júbilo.

Iba por el campo el arzobispo Turpin y se enteró de la muerte del conde Anseís, lleno de pesar increpó al asesino del conde:

-Has matado a un valiente que no pudo defenderse de tu lanza, veamos ahora si puedes hacer conmigo otro tanto.

Y el arzobispo, animosos, se dirigió contra Malquidán, y con su espada le dio tal golpe que el infiel quedó abatido sobre la verde hierba.

Y todos los franceses se animaron por tal hazaña y volvieron al combate con nuevos bríos.

Había en las filas del rey Marsil un infiel llamado Grandonio, hijo de Capuel, rey de Capadocia. Montaba en su caballo Marmorio, tan ligero como un pájaro. Grandonio se adelantó a lo suyos, soltó las riendas del corcel y acometió con rabia a Garin sin darle tiempo de defenderse, le rompió el escudo y le hundió la lanza en el cuerpo. Después mató a Gerer, a Berenguer y a Guido de San Antonio. Sin dar reposo a su lanza, Grandonio se lanzó contra Austori y le derribó exánime. 


Fue una gran hazaña la de Grandonio, la más destacada del campo sarraceno. Los infieles prorrumpieron en grandes exclamaciones de alegría y los franceses sintieron enorme pesadumbre. Iban muriendo a manos de los sarracenos los mejores capitanes de Francia.

-¡Qué gran tragedia, señor! –exclamaron los hombres de Roldán.

El conde Roldán permaneció unos momentos en silencio con la espada ensangrentada. Morían sus mejores hombres y todo su valor era insuficiente ante el número del enemigo que se renovaba sin cesar. Empezaban a clarear las filas de los franceses mientras que seguía en aumento el empuje sarraceno.
El conde Roldán había oído las lamentaciones de sus hombres y le pareció que su corazón iba a estallar de pena. Entonces se adelantó al infiel que tantos estragos había causado entre sus barones y exclamó con voz de trueno:

-Has matado a varios de mis hombres que eran muy queridos. Pagarás cara tu hazaña.

Y espoleó su corcel, ¡oh, señor! ¿Quién vencerá de los dos? El terrible combate está presto. Están ya frente a frente Roldán y Grandonio.

Grandonio era hombre fuerte y valeroso, audaz entre todos. No tenía miedo de enfrentarse a Roldán. Le esperó a caballo con todas sus armas. Jamás había visto al héroe francés, pero le reconoció enseguida por su rostro altivo y gentil apostura. Y entonces le ocurrió algo que nunca había experimentado antes: tuvo miedo. Intentó huir y no pudo, se daba cuenta de que con todas sus armas no sería capaz de defenderse. Roldán no le dio tiempo a nada. Le asestó un prodigioso golpe con la Durandarte que le partió el yelmo y luego le rompió la nariz, la boca, los dientes y todo el tronco. No tenía salvación. Grandonio había muerto sin pronunciar palabra con los ojos muy abiertos por la gran sorpresa.
Y todos los franceses se alegraron de la muerte del infiel y exclamaron:

-¡Roldan es invencible! ¡Nadie lucha tan bien como él!

La batalla seguía encarnizada, atacaban los franceses sin apenas notar el esfuerzo, la sangre corría en claros arroyos sobre la verde hierba.

Los sarracenos se defendían y gritaban pidiendo ayuda al rey Marsil, que aún no había llegado al campo de batalla.

Los franceses herían con sus bruñidas lanzas y cada vez caían más sarracenos cara al cielo o de bruces. No podían resistir más el empuje de los caballeros de Francia. De pronto abandonaron el campo de batalla y tras ellos fueron los franceses persiguiéndolos.

El conde Roldán llamó a Oliveros y le dijo:
-Amigo Oliveros, ayudemos al arzobispo Turpín que es un esforzado caballero, creo que está en un grave apuro.
-Así es, Roldán, los nuestros han avanzado en pos de los sarracenos pero el número de éstos es muy superior al de nuestros soldados, vamos a ayudarles.

Los sarracenos habían vuelto a combatir y la contienda se presentaba difícil para los hombres de Roldán por escaso número.


¡Qué hermoso era ver a los dos héroes Roldán y Oliveros dando mandobles con sus espadas! Era una lucha desigual pero grandiosa, muchos sarracenos murieron aquel día. Según cuenta la gesta llegaron a cuatro mil. Después de cinco ataques habían muerto sin embargo casi todos los caballeros franceses, sólo quedaban unos sesenta y aún seguían el combate pensando en vender caras sus vidas. 


12.- El olifante de Roldán 


sábado, 26 de septiembre de 2015

Pasta al estilo francés

Hace unos años descubrí una fácil receta de pasta que no me aburre, por lo que me dijeron, es bastante conocida en Francia y si os gustan los ingredientes por separado os encantarán juntos. Las cantidades las pongo a ojo, tened en cuenta el número de raciones que deseáis preparar para ajustar las cantidades. 



. . . . . .

Ingredientes

1/2 Kg de Pasta (Macarrones, Espaguetis, Fideos.. lo que os apetezca)
Una cebolla
Tres dientes de ajo
2 latas de Anchoas o un bote como el de la foto
1 lata de aceitunas verdes rellenas de anchoa o sin hueso
1/2 lata de aceitunas negras
Aceite de Oliva
Orégano 

. . . . . .

Llevaremos a ebullición una cazuela con agua y un chorrito de oliva, cuando empiece a hervir echaremos la pasta hasta que se haga (tardará más o menos dependiendo del tipo y de si es fresca o deshidratada), cuando este en su punto la escurrimos y ponemos bajo el grifo con agua fría para cortar la cocción y que no se pegue. 

Por otro lado, en una sartén con aceite de oliva pochamos la cebolla troceada, para que se haga antes podemos añadirle una pizca de azucar, cuando se haya pochado la añadimos a la pasta que tenemos reservada. 

Abriremos las latas o el tarro de anchoas y las trocearemos poniéndolas en una sartén a fuego bajo aprovechando el aceite que nos sobró antes y el que viene en el recipiente de las anchoas, en ese mismo momento añadiremos los dientes de ajo cortados en cuatro o seis trozos, y con un tenedor iremos machacando las anchoas hasta que se desmenucen. Trocearemos también las aceitunas verdes y negras y las echaremos. 

Cuando el aceite haya tomado un color negruzco y las anchoas se hayan disuelto comprobamos que los ajos se hayan dorado ligeramente, incorporamos un pellizco de orégano y apartamos la sartén del fuego. 

Es importante que no hayamos salado la pasta puesto que esta salsa ya tiene el sabor intenso y salado de las anchoas y las aceitunas. 

Ahora bien, hay dos maneras de servirla; o mezclada directamente con la pasta o en un recipiente sopero a parte. 

Podéis añadir otras cosas a esta receta, yo a veces incorporo pimiento rojo o verde que he sofrito con la cebolla, o le pongo algo de queso rallado, en este sentido se puede ampliar todo lo que se quiera. 

Se servirá templada y sin recalentar. 

¡Buen provecho! 

jueves, 24 de septiembre de 2015

Las mesas del Irati, Abaurrepea

Camino de Abaurrea Baja, nada más empezar el puerto por la carretera, vemos a mano derecha otra de las mesas panorámicas del Irati. Veamos lo que nos cuenta, en pequeñas pinceladas y de manera trilingüe, acerca de nuestro valle y sus costumbres. 



En el paisaje de Aezkoa salta a la vista el uso racional del territorio. El caserío se agrupa en pueblos dispersos, ocupando enclaves estratégicos, rodeados de las tierras más fértiles del valle, mientras en las laderas perduran bosques maduros y pastos, con una secular explotación equilibrada. Todo ello transmite al observador una agradable sensación de sosiego y salud.

La coqueta iglesia gótica en honor de San Martín de Tours (S XIV) destaca sobre el caserío. En su interior alberga una reja forjada (S XV) que separa el altar y la zona de bancos. El coro tallado en piedra (S XVI) se adorna con los escudos de Navarra y Aezkoa. Cuenta además con un retablo romanista de Juan de la Hera.

Los habitantes de Aezkoa mantienen la tradición de vestir sus trajes típicos, exclusivos del Valle y diferentes para cada edad y estado civil. Se usaron de forma habitual hasta principios del siglo XX. En la ilustración, regidor y mujer casada.

Aezkoa es el valle de los bosques. Un 60 % de su extensión, más de 12.000 hectáreas, están cubiertas de hayedos y robledales, y una cuarta parte más son prados de diente y siega. Entre los bosques más conocidos destaca Irati, uno de los mayores hayedo-abetales de Europa.

El desmán de los Pirineos es un pequeño mamífero fluvial que se alimenta de invertebrados tales como larvas acuáticas de insectos y crustáceos. Estas requieren aguas bien oxigenadas para vivir, por lo que el desmán es un excelente bioindicador. Su presencia en los ríos pirenaicos es señal de su buen estado de conservación.

En la actualidad el aizkolari es un deportista que compite cortando troncos con hacha, pero hasta mediados del siglo XX este fue el trabajo diario para muchos de los habitantes de estos valles.
___

Aezkoako paisajean nabarmena da lurraldearen erabilera arrazionala. Etxeak leku estrategikoetan kokaturiko herrixkatan biltzen dira. Horien inguruan ibarreko lurrik emankorrenak daude, eta maldetan mendetan zehar modu orekatuan ustiaturiko basoak eta larreak daude.

San Martin Tours-ekoaren omenez egindako eliza apaina herriko etxeen artean gailentzen da. Barruan burdinazko hesia dauka (XV. m) eta haren bidez aldarea bankuak bereizten dira. Koroa harlanduzkoa da (XVI. m) eta Nafarroa eta Aezkoako armarriekin apainduta dago. Erretaula erromanista dauka, Juan de la Herak egindakoa.


Ospakizun berezietan aetzek arropa tipikoa janzten dute. Ibarrean janzkera berezia zegoen, eta adin eta egoera zibil bakoitzeko desberdina zen. XX. mendearen hasira arte modu arruntean erabili zen. Ilustrazioan, erregidorea eta ezkondutako emakumea.

Aezkoa basoetako harana da. Pagadiek eta hariztiek okupatzen dute eremuaren %60, 12.000 hektarea baino gehiago. Lurraldearen laurdena zelaiak eta soroak dira. Baso ezagunen artean Iratiko Oihana dago, Europako pagadi-izeidirik handienetakoa.

Piriniotako ur-satorra erreketako ugaztuna da. Ornogabeak jaten ditu, intsektuen larbak eta krustazeoak, esaterako. Ur oxigenatuak behar izaten dituzte bizitzeko, eta horregatik ur-satorra bio-adierazle bikaina da. Pirinioetako ibaietan egotea kontserbazio onean dagoenaren seinalea da.

Gaur egun aizkolaria kirolaria da, enborrak aizkoraz mozten lehiatzen dena; baina, XX. mendearen erdialdera arte hori izan zen haran hauetako biztanleen eguneroko eginbeharra.

___

Dans le paysage d’Aezkoa, l’utilisation rationnelle du territoire saute aux yeux. Les fermes se regroupent en hameaux dispersés, occupant des enclaves stratégiques, entourées des terres les plus fertiles de la vallée, tandis que sur les versants subsistent les forêts matures et pâturages, avec une exploitation séculaire équilibrée. Tout cela transmet à l’observateur une agréable sensation de calme et de santé.

La charmante église gothique construite en l’honneur deSaint Martin de Tours (XIVe siècle) se démarque de la ferme. À l’intérieur, elle abrite une grille en fer forgé (XVe siècle) qui sépare l’autel et la zone des bancs. Le chœur central taillé dans la pierre (XVIe siècle) est orné des blasons de Navarre et d’Aezkoa. Elle abrite en outre un retable romaniste de Juan de la Hera.

En certaines occasions, les habitants d’Aezkoa enfi lent encore leurs costumes typiques, exclusifs de la Vallée et différents pour chaque âge et état civil. Ils furent utilisés de façon habituelle jusqu’au début du XXe siècle. Sur la photo, un conseiller municipal et une femme mariée.

Aezkoa est la vallée des forêts. 60 % de sa superfi cie, plus de 12 000 hectares, sont couverts de hêtraies et chênaies ; 25% sont des prés de pissenlits et des prairies de fauche. Parmi les forêts les plus connues, relevons l’Iraty, une des plus grandes hêtraiessapinières d’Europe.

Le desman des Pyrénées est un petit mammifère fl uvial qui se nourrit d’invertébrés tels que les larves aquatiques d’insectes et de crustacés. Celles-ci nécessitent des eaux bien oxygénées pour vivre, par conséquent le desman est un excellent bio-indicateur. Sa présence dans les rivières pyrénéennes est le signe de son bon état de conservation.


À l’heure actuelle, l’aizkolari (le «bûcheron» en basque) est un sportif qui dispute une épreuve de coupe de troncs à l’aide d’une hache, mais jusqu’au milieu du XXe siècle ce fut là le travail quotidien pour de nombreux habitants de ces vallées.

lunes, 21 de septiembre de 2015

La Parroquia de la Inmaculada, Aribe

La iglesia de Aribe, que se encuentra a pie de carretera, fue construida en 1943 y está advocada a la virgen de la Inmaculada. En la segunda mitad del S.XIX los indianos donaron una para sustituir a otra medieval que había quedado arrasada pero la nueva iglesia pasó a reemplazar a las dos. 
Es de estilo neogótico, este estilo exalta la arquitectura medieval alejándose de el movimiento neoclásico que lo precedía. 
Su planta es de tres naves, las laterales constan de dos tramos y la central es más ancha y larga de tres, están separados por pilares prismáticos provistos de semicolumnas adosadas para soportar los arcos apuntados . La nave central tiene cabecera recta y toda la planta está cubierta por bóvedas de crucería simple de nerviatura doblada con sección rectangular. 
En la cabecera una bóveda gallonada (que tiene como gajos). Al exterior esta cabecera se prolonga por la casa parroquial que se construyó a la vez que la iglesia y es del mismo estilo. 
Tanto el interior como el exterior tienen los muros enlucidos y todo el perímetro tiene un zócalo de piedra rosada. En el muro a lo pies de la nave encontramos una puerta rectangular de acceso sobre la que se abre una pequeña ventana circular que corresponde al coro.
Todo el edificio se cubre de tejas en marcada pendiente como corresponde a esta zona del pirineo tan azotada por la nieve. 
En el interior, tanto en la cabecera como es las capillas laterales hay tres altares de carpintería neogóticos dedicados a la virgen de la Inmaculada (el central) y a San Antonio y la virgen del Perpetuo Socorro (los laterales). Encontramos también, en la capilla del lado de la epístola, un Cristo crucificado y en la subida al coro la virgen del Rosario, ambas del siglo XIX. 


También se guardan allí las imágenes barrocas de San Joaquín y la Virgen procedentes de la cercana Ermita


Como veis se trata de la Iglesia más moderna de nuestro valle y la única que hemos visto de tres naves, no tendréis problema alguno para hallarla a pie de carretera en la ribera norte del río Irati. Lamentablemente su interior sólo es visitable en horario de misa. 

Las dos primeras fotografías de este artículo (la anterior al plano de planta y la siguiente) son obra del buen fotógrafo Ernesto López. Las otras han sido tomadas de la web del ayuntamiento y del diccionario monumental de Navarra. 




sábado, 19 de septiembre de 2015

Otoño del 2015 en Abaurregaina

¡Hola! ya han pasado unos cuantos días del mes de Septiembre y podemos hablar sobre lo que este año nos ofrece la tierra y el paisaje. 

A finales del mes pasado y comienzos de este empezaron a salir las setas, hay quien cogió poco y quien cogió mucho, supongo que dependerá de la suerte y la habilidad de buscador. Tras estas últimas lluvias es de esperar que salgan de nuevo y todo pronostica que este otoño abundarán las Lenguas de gato o las aprenciadísimas Onddo beltza

Los que están a rebosar son los endrinos y basakos, hay bastante más que el año pasado y los frutos han salido grandotes, es más que fácil pasear y ver arbustos que directamente son azules, esto parece ser general a toda Navarra y se comenta que este año no habrá que importar endrinas de países del este. 

También hay moras a punto de caerse más grandes que mi pulgar, disfrutaremos embotando mermelada y endulzando nuestros postres.

Abundan las bellotas y los hayucos pero escasean las avellanas: las pocas que hay ya están en el suelo o en la madriguera de algún lirón.


El otoño también nos ha empezado algo huracanado, algo fantástico para escucharlo rugir bajo la manta en casa, teniendo bien a mano las leyendas y tradiciones de Juan Iturralde y Suit. En esos días de ventiscas hay que extremar la precaución si se va al bosque, el pasado invierno el peso de la nieve tiró mucho árbol y algunos de los que quedaron en pie están bastante debilitados. 

La nueva casa que están levantando en el pueblo ya tiene la estructura del tejado y se rumorea que hay quien ha comprado una de las casas vacías del pueblo. Serán bienvenidos. 

Respecto al paisaje, esto aún está verde y esperaremos hasta octubre para ver los característicos naranjas y amarillos del Irati. 


La patata va bien, los terneros crecen sanos y felices pero el sector agroganadero sigue estando en crisis porque han tirado los precios y los costes de producción son superiores a lo que se gana. En este sentido podemos decir respecto a la economía del valle que llueve sobre mojado. 

Pasamos una agradable jornada del Aezkoako Eguna, el día del valle que este año tocaba en Orbaizeta, tengo un par de entradas pendientes para escribir sobre esta fiesta y habrá tiempo. 

Este mes me ha sorprendido el número crecientes de lectores del blog, casi alcanzando el centenar de páginas vistas al día. No sé si batiremos el record histórico de lectores este mes pero vamos camino de ello. 

A título personal pero relacionado con este espacio me ha surgido un trabajo de investigación que me tendrá más que entretenida los próximos meses, seguiré publicando aquí pero seguramente sean recopilaciones de lo que otros ya escribieron (citaré las fuentes). De este nuevo proyecto no puedo contar mucho, ha resultado ser más importante de lo que se creía a priori y es interesante porque estamos investigando y trabajando juntos un grupo de 6 personas desde distintos lugares del mapa.

Lo que en principio apuntaba ser una actividad tediosa han conseguido convertirlo en algo divertido, ameno y bastante adictivo. 

No os puedo concretar más hasta dentro de un par de meses pero os diré que los resultados nos ayudarán a entender mejor cómo era nuestro pueblo en los siglos XIII, XIV y XV. 

¿No tenéis curiosidad? 

Me han dejado un libro sobre Domingo Elizondo así que no descuidaré la historia reciente y es posible que la entrada que ya escribí sobre él se amplie o haga alguna más referida al ferrocarril o a la explotación maderera de aquella importante empresa del S.XIX, también tengo un par de rutas-paseos para colgar, estoy a la espera de que me manden un mapa para poner bien los nombres de cada uno de los caminos y como soy una mente inquieta he visto algunos animalillos y plantas que clasifiqué para presentároslos en condiciones. Experimento con nuevas recetas así que probablemente veáis alguna más exótica de lo normal... 

vaya, que no os vais a aburrir en lo que queda de Otoño y yo tampoco. 

Eso es todo, esta entrada la hice porque cuando empieza septiembre mucha gente nos pregunta cosas como ¿hay avellanas? ¿hay setas? ¿hay endrinas?... las respuestas serían "no" "sí" "muchísimas".

Pasadlo bien, sed felices.

@TURISMOABAURREA.






jueves, 17 de septiembre de 2015

Ayartea

La clematis vitalva (Clematis, en griego klematis, “planta que trepa” y vitalba “de color del vino blanco”) es una planta trepadora leñosa, al menos en su base, que creciendo hacia la luz puede alcanzar doce metros de altura. Aquí, al menos a su parte leñosa que permanece como liana se la conoce como ayartea, esta tiene una corteza que se desprende a tiras y los niños de antaño la fumaban para imitar a los mayores soportando un fuerte quemazón en la garganta. 
Esta liana leñosa es fácilmente reconocible y puede llegar a medir los 10 cms de diámetro.  

Pertenece a la familia de las ranunculaceas y es originaria de Europa.

Para su crecimiento necesita aire fresco y mucha humedad, prefiriendo suelos calcáreos.  
Aunque ha conseguido adaptarse a climas tropicales es propia de las zonas templadas de Europa y resiste bien las heladas y los fríos.  

Sus hojas son compuestas con un peciolo voluble.

Sus flores son pequeñas y discretas, con cuatro sépalos de color blanco-verdoso a modo de falsos pétalos cubiertos por pequeños pelos de los cuales surgen numerosos estambres y carpetos blancos. 

Nacen en ramilletes opuestos en la axila de las hojas enfrentadas y desprenden un suave aroma para atraer a los insectos.

En castellano se la conoce como “barba de anciano” ya que cuando sus pequeños frutos en forma de nuez maduran todo el ramillete se vuelve plumoso y blanquecino, también se la conoce como alegría de los viajeros porque abunda en los caminos.
Durante los siglos XVII y XVIII se preparaba un remedio con su savia (irritante para la piel) para las ampollas y se utilizaba para tratar las heridas del ganado, años más tarde, fue una planta que emplearon los mendigos para simular tumoraciones y despertar la piedad de los viandantes por lo que los franceses la llamaron herbe-aux-geus, hierba de los mendigos.
Los indígenas la empleaban mediante infusiones para tratar la sarna y los eccemas, por vía externa ha sido utilizada para tratar las úlceras en las piernas pero por ser tóxica ha caído en desuso. Contiene protoanemonina, Saponósidos derivados del ácido oleanólico y de la hederagenina, clementina, clemetilol, caulosopanina, fitosterol, estigmasterina y otros ácidos y alcoholes.
Puede producir dermatitis al contacto y si se ingiere puede provocar lesión renal o parálisis respiratoria.
En homeopatía se emplea para combatir inflamaciones de pie y trastornos del sistema linfático y del sistema genital masculino.   
Es la tercera planta que Edward Bach utilizó como medicinal en sus terapias florales y se le recomienda a personas soñolientas y desapegadas a la vida, se prepara con el método solar colocando las flores frescas en agua.
Si quieres ponerla en tu jardín puedes obtener la planta por acodo o esquejes e instalarla en otoño, recuerda regalarla regularmente de manera que el sustrato esté siempre húmedo en un lugar soleado pero protegiéndola de la luz directa. 

En jardinería ornamental se usa mucho como trepadora y para cubrir espacios ya que tiene una implantación y crecimiento rápido.



lunes, 14 de septiembre de 2015

Los Carlistas en la Aezkoa (Parte V de VI)


Vimos en la anterior carta que el general ofrece los fusiles tomados en la capitulación de la Real Fábrica de Orbaiceta a la Junta Gubernativa. Continúa con otra carta dirigida a la Comandancia General de Navarra y fechada en Abaurrea Alta a 29 de Enero de 1834. Dice así.

Por el adjunto Boletín manuscrito que acompaño, se enterará V.S.Y. de la toma de la Real fábrica de Orbaiceta y Capitulación hechacon su guarnición.

Retrato del Comandante Isabelino Joaquín Bayona
Es de sumo interés el que, sin pérdida de momento, disponga V.S.Y. el medio de que se imprima en Francia (si es que ya no tiene corriente su imprenta) porque son muchas las utilidades que de ello nos han de resultar y que no es fácil describir la sensación que ha de hacer en la alta política, pues que, por la capitulación, han conocido la existencia de un Ejército de Carlos 5º y no la de una horda de facciosos y sobre cuyo particular el revolucionario Bayona no quedará muy bien con el gobierno a quien sirve, pero esto importa poco para nuestro objeto; repito pues a V.S.Y. que, inmediatamente y sin pérdida de momento, pasen comisionados a Francia a hacer la referida impresión: el manuscrito va en todo corriente para presentarlo a la prensa.

Al mismo tiempo no puedo menos de reclamar a V.S.Y. la introducción de zapatos de Francia por esta parte, pues la mudanza del tiempo reclama, urgentemente, esta necesidad. Una parte de la falta de zapatos podría remediarse en abarcas, si las hubiese, o se introdujesen en lugar de dichos zapatos.

- Abaurrea Alta 29 de Enero de 1834 – 
Tomás de Zumalacarregui. Rubricado

Al ejército carlista le resultará muy útil que se publique la capitulación de la Real Fábrica de Armas y se dé a conocer tanto en España como en Francia para limpiar la imagen del ejército de Carlos V. Parece un militar completo, pues por una parte consigue el triunfo militar de la capitulación de la fuerza de Orbaiceta y por otra desciende a todos los detalles de su publicación aduciendo las razones que para ello tiene y preocupándose también de las prendas necesarias para la salud y bienestar de los soldados que tiene a sus órdenes.

Hemos de comentar que por estas fechas es cuando le sobrevino una tormenta de nieve en esta hermosa localidad aezkoana que le impedirá escribir de nuevo hasta el día 2 de Febrero.


sábado, 12 de septiembre de 2015

Orbara tras la Guerra de la Convención

Seguimos pegando un repaso a nuestros pueblos reconstruidos tras la guerra de la convención. 

En esta ocasión nos acercamos al coqueto pueblo de Orbara y vemos sus 19 casas y propietarios, allá por 1813.

Casa de Aguerre, de Juan Miguel Anso

Casa de Urrutia, de Manuel Burusco

Casa de Makila, de Pedro Román de Goikoa

Casa de Maisterra, de Miguel Maisterra

Casa Iturri, de Juan José Burusco

Casa Pedroina, de Joaquín Recalde

Casa Jabat, de Juan Miguel Iturralde

Casa Landa, de Juan Miguel de Elizari

Casa Etxeto, de Juan Martín Maisterra

Casa de Etxeberri, de Simón Juanarena

Casa de Petri, de Román Goicoa

Casa de Iturralde, de Francisco Arostegui

Casa Peroch, de Juan José Pedroarena

Casa Apeztegui, de Juan de Inda

Casa Iriarte, de Martin Josef Burusco

Casa Juyena, de Francisco Anso Garate

Casa de Solisena, de Miguel Elizagaray

Casa Juanarena, de Manuel Eguinoa

Casa Anso, de Juan Martín Maisterra

jueves, 10 de septiembre de 2015

El Valle de Aezkoa y la Fábrica de Armas

Ya vimos el artículo de este número 39 de la revista Euskal Herria sobre los valles de Roncal, Aezkoa y Salazar que a modo de introducción se titulaba “tres reductos de vida pirenaica” ahora damos paso a la continuación del artículo que nos introduce en el valle de Aezkoa haciendo especial mención a la fábrica de armas.

Dice así


“Las gallinas corretean por el interior de la iglesia.

Bernardo Antxorena entra con un balde de panes duros al antiguo templo, ya desacralizado, y da de comer a sus bichicos”. Bernardo nació en plena selva de Irati, en la casa Antxorena, donde su padre atendía a los leñadores, los carboneros, los arrieros, pero a los 6 años lo mandaron a esta colonia de la Fábrica de Orbaitzeta porque allí vivían sus padrinos y había “una escuela con una maestrica”.


De adulto trabajó durante 29 años en Burlata, pero desde que se jubiló pasa temporadas largas en este rincón boscoso de Aezkoa.

-Es que en la ciudad no me hago, necesito volver al valle.

Y vive junto a una iglesia abandonada, junto al palacio, el cuartel, las viviendas de soldados y obreros, las carboneras y los hornos de fundición. Son los restos de la Real Fábrica deMuniciones de Hierro de Orbaitzeta, cuyas ruinas permanecen camufladas por la vegetación como un templo camboyano, en el barranco de Txangoa.

Durante 200 años la fábrica fue una llaga en el corazón de Aezkoa, la corona española consiguió que en 1784 la Junta del Valle le cediera su mayor riqueza – la explotación de los montes – a cambio de construir una factoría que daría unos cuantos puestos de trabajo pero que sería alimentada con la madera, los minerales y las aguas de los aezkoanos. Un documento de 1790 denuncia que los negociadores locales no fueron conscientes del perjuicio por su “inocente candor” “su ignorancia o poca instrucción en castellano” e incluso por el “convite magnífico” con el que les convencieron.

Y la fábrica, tan importante y tan fronteriza, atrajo al valle la guerra de la Convención, la napoleónica, la realista, las carlistadas, todas aquellas con sus invasiones, incendios y saqueos. La fábrica, que llegó a producir 3.600 bombas anuales, cerró en 1873, pero los aezkoanos tuvieron que luchar 1982 para recuperar la propiedad de sus montes.


Orbaitzeta es un buen punto de arranque para internarse por los montes de Aezkoa y entender su riqueza fabulosa. Una pista lleva hasta el pantano de Irabia, que se construyó para controlar los niveles del caudaloso Irati y facilitar el descenso de las almadías y el barranqueo de troncos sueltos.

Desde el embalse podemos sumergirnos en el océano vegetal de Irati, en la espesura de un hayedo a veces seductor y a veces agobiante, un laberinto de miles de troncos que se repiten hasta el vértigo. La bruma se enreda en los ramajes y filtra los juegos de sombras, destellos y chorros de luz. En los hayedos de Irati y Mendilatz, en los robledales de Tristuibartea, Aztapar y Betelu más vale reconocer que estamos en los dominios de Basajaun, el gigante peludo, señor de los bosques,protector de rebaños contra el lobo.”

lunes, 7 de septiembre de 2015

La Ziza Xuri


La Hydum repandum, más conocida como Gamuza, Pie de cordero, Lengua de gato-vaca o Ziza zuri en Euskera es una especie típica de hayedos y robledales que crece desde primeros de septiembre a últimos de noviembre, como resiste también las nieves y hielos podemos encontrarla también incluso en el mes de marzo.


Es muy apetitosa y de tres tenedores (el máximo nivel gastronómico) sus pequeños aguijones blancos o crema bajo el sombrero la hacen bastante reconocible.

Este sombrero, de 4 a 12 cms e diámetro es primero algo convexo y se aplana o deprime en el medio, de contorno muy irregular. La superficie es lisa, seca y mate, de color blanquecino, crema o crema tirando a rosáceo, más claro cuanto mayor es la humedad.

ejemplares con el borde raramente regular
El pie es corto y grueso, de unos 3 o 6 cms y al igual que el sombrero es irregular y retorcido de color blanco que se amarillea con el roce. Como ya dijimos, bajo el sombrero veremos sus aguijones muy apretados de 4 o 6 mm de largo, decurrentes por el pie.

La carne es dura, espesa y compacta pero frágil y amarillea al corte manchando las manos si la partimos. Su olor es afrutado y su sabor es dulce. La esporada es blanca-crema.

Es una especie que encontraremos sin mayor dificultad en los hayedos y robledales de nuestro valle.


Os recordamos que para coger esta y otras setas u hongos en el término municipal de Abaurregaina - Abaurrea Alta es obligatorio adquirir el vale de recogida de productos naturales que encontraréis a la venta en el ayuntamiento, el bar Pirineo o la casa rural Enekoizar.